lunes, 13 de marzo de 2017

La Transfiguración: II Domingo de Cuaresma



En el segundo Domingo de Cuaresma leemos el Evangelio de San Mateo (Mt 17,1-9) que nos presenta el relato de la Transfiguración de Jesús en el monte Tabor, camino de Jerusalén. Jesús, en un monte alto, se transfiguró delante de Pedro, Santiago y Juan. Y allí se les aparecieron Elías y Moisés. La transfiguración anticipa la gloria de Jesús en el camino a Jerusalén: el camino para la glorificación pasará por el sacrificio en la cruz. En el monte Tabor, Jesús aparece con Elías y Moisés conversando con Él. Jesús está en continuidad con ellos , pero los supera, llevando a plenitud la Ley los Profetas del Antiguo Testamento. En Él se dan cumplimiento todas las promesas del Antiguo Testamento. La revelación en el monte Tabor termina con una invitación: "Éste es mi Hijo, mi elegido. Escuchadle"


En la ciudad palestina de Ramallah en Cisjordania se encuentra una Iglesia dedicada a la Transfiguración del Señor, de los Greco-Ortodoxos. Es la Iglesia más antigüa de la ciudad. La ciudad de Ramallah es una de las ciudades más multiculturales y religiosas del territorio en donde los cristianos, desde tiempos muy antiguos han encontrado un lugar propicio para establecerse. La iglesia se inauguró en 1850. Se la llamó así porque no había ninguna iglesia en el Monte Tabor para celebrar la fiesta de la Transfiguración. Y así los cristianos venían aquí de los pueblos y ciudades para celebrar la ocasión.

 Los cristianos de Ramallah y los cambios en la ciudad
Los cristianos de Ramallah y los cambios de la ciudad

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada